top of page
Buscar

El arsénico, un metaloide venenoso y cancerígeno.

El arsénico, un metaloide venenoso y cancerígeno.

 Se encuentra en el medio ambiente a través de fuentes naturales y artificiales. El peligro más grave proviene del arsénico disuelto en nuestra agua potable. Por lo tanto, contar con un Sistema de Osmosis  Inversa eficaz es esencial para garantizar un suministro seguro de agua potable.

 

 

El Arsénico y el agua potable ¿Qué es el arsénico y de dónde proviene?

 El arsénico es un elemento de origen natural que se encuentra en la corteza terrestre. Conforme el agua fluye a través de determinadas formaciones rocosas, el arsénico puede disolverse y desplazarse hasta acuíferos subterráneos, arroyos o ríos que pueden ser fuentes de agua potable.

 ¿De qué manera puede el arsénico afectar mi salud? 

El arsénico constituye un peligro para la salud.

El agua potable con altos niveles de arsénico

puede provocar efectos en la salud tales como los siguientes:

 Engrosamiento y decoloración de la piel.  

 Dolor estomacal, náuseas, vómitos y diarrea.  

Diabetes y trastornos en el sistema reproductor, nervioso, inmunitario, hepático, pulmonar o cardíaco.

 Cáncer en la vejiga los pulmones, la piel, los riñones, el hígado y la próstata.  

Los niños son más susceptibles a niveles elevados de arsénico en el agua potable dado que beben mayor cantidad de agua por peso corporal que los adultos y porque atraviesan importantes etapas del desarrollo, especialmente el desarrollo del cerebro.

 ¿Cuándo se transformó en una preocupación para la salud el arsénico en el agua potable? 

El arsénico se mide en partes por mil millones (ppb, por sus siglas en inglés). Los  gobiernos han establecido que el estándar de agua potable segura (también denominado nivel máximo de contaminante) correspondiente al arsénico es de 10 ppb*. Si los niveles de arsénico en el agua superan las 35 ppb (0.035 ppm), los niños pequeños, especialmente los bebés, deben dejar de consumirla de inmediato, ya que se ha relacionado a este nivel con efectos en la salud de los niños después de la exposición de muy corto plazo (2 semanas o menos).

La exposición a corto plazo al agua potable con niveles de arsénico que superen las 130 ppb (0.130 ppm) se ha relacionado con efectos para la salud de los adultos.

 



2 visualizaciones0 comentarios
bottom of page